LAS

LECTIO DIVINAS

La Lectio Divina es un ejercicio de lectura de la Biblia que acentúa de modo especial la dimensión contemplativa y meditativa en la lectura bíblica. El ejercicio de la lectio divina parte del texto de la Biblia, e implica una comprensión y esfuerzo interior en descubrir lo que Dios quiere decir al corazón del que se emplea en este tipo de lectura. El descubrimiento de lo que Dios te dice es el motivo que te lleva a la oración, y esto trae como consecuencia la respuesta que el lector de la Lectio da a la Palabra que Dios le transmite. Es por ello que la Lectio es un modo de orar con la Palabra de Dios, es decir, de mantener un diálogo con Dios a través de su Palabra. A su vez, de este diálogo brota de una actuación concreta por parte del hombre y de la mujer.

La lectio divina ha sido en la historia, y es en la actualidad, un ejercicio muy valorado en la tradición cristiana. Se ha desarrollado a lo largo de los siglos en comunidades de fe, y de un modo especial en instituciones de vida religiosa y monacal. La familia benedictina incluye la lectio divina como una de las obligaciones diarias en la vida del monje. Para ellos la lectio divina consiste en rumiar la Palabra de Dios para de este modo extraer de ella toda la fuerza necesaria del Espíritu por medio de la escucha y la oración.

A lo largo de los siglos la lectio se entendía como un ejercicio en el que se seguían cinco pasos:

  • Lectura: Lectura de un texto bíblico concreto de forma pausada, tratando de comprender, interpretar y analizar dicho texto.
  • Meditación: Del análisis del primer paso se pasa a la comprensión y esfuerzo interior de escucha profunda de la Palabra de Dios por medio del texto bíblico.
  • Oración: En este tercer paso se trata de responder a Dios que nos ha hablado, esto es, de entonar nuestra oración profunda.
  • Contemplación: Consiste en degustar, “rumiar” gustosamente el mensaje profundo que Dios ha enviado.
  • Acción: Este mensaje tiene que aplicarse a la vida y transformar lo que nos rodea bajo la luz de la Palabra de Dios.

LAS LECTIOS DE eBIBLE

Las lectio que presenta el Proyecto eBible son creaciones en formato audiovisual descargable y al alcance de todo el mundo. Tienen un enfoque pedagógico que se basa en la interacción de imágenes, audios, música y guías. Toda esta interacción sirve para el lector ejercite una lectura meditada y de oración. Además, en estas lectio se hace valer, de manera muy significativa, la riqueza de textos paralelos de la Biblia interactuándolos entre sí. También se interactúa con textos de la hermenéutica de los Santos Padres y de los autores espirituales.

Este formato audiovisual facilita a la persona interesada la posibilidad de visualizar una lectio bien en comunidad o bien en la intimidad. Esto es posible gracias a las prestaciones audiovisuales y de comunicación que ofrece la nueva cultura digital.

Nuestras lectio siguen el mismo esquema que la lectio divina tradicional:

  • Lectura: Cada lectio aborda un núcleo temático (Creación, Juan el Bautista, las Tentaciones, Parábolas) suscitado por pasaje bíblico concreto y significativo. Dicho pasaje bíblico central se enriquece con paralelos bíblicos que despierta este mismo texto base de la lectio. Un teólogo va presentando la lectio y desmenuzando paso a paso la interpretación del texto, a la vez que analiza los valores y contravalores del pasaje. Todo ello presentado en un formato vídeo, y echando mano constantemente del excepcional material gráfico de los eBooks.
  • Meditación: La interpretación y análisis conseguido en la primera fase de lectura se encarrila ahora en la meditación. Meditar un texto supone comprender y esforzarnos interiormente en saber qué es lo que Dios nos ha querido decir al corazón en el texto leído. Se trata de escuchar a Dios en lo profundo del interior del lector. Es todo un ejercicio de escucha de la palabra profunda de Dios que nos habla por medio del texto bíblico. Planteamos, para enriquecer esta escucha, una serie de interrogantes que ayudan a valorar esta Palabra de Dios y a analizar estas reflexiones personales en el actuar cotidiano.
  • Oración: La meditación profunda y personal del texto nos permite escuchar la Palabra de Dios, para al final conducirnos en esta fase a responder a esa Palabra mediante la Oración o el habla con Dios. Esto se desarrolla mediante la entonación de un salmo en consonancia con el texto base.
  • Contemplación y acción:: La oración nos pone delante del momento de saborear y degustar loa realidad profunda del mensaje bíblico que se ha leído. El lector, entonces, se siente tocado por esta Palabra de tal modo su mensaje le lleva a aplicarlo a la vida, es decir, actuar en su vida para transformar el mundo en la medida de sus posibilidades.
Español