40 grados centígrados en las 7 Calles de San Pedro Sula (Honduras). Allí está Darío Welcome con su pequeña empresa de horchatas Welcome Inversiones Inc., cuyo patrimonio consta de: una mesa, un mantel y una pequeña termonevera donde guarda las horchatas. Darío ha decidido seguir un business dress code, de ejecutivo:

Yo soy el gerente de mi empresa, esta mesa y este termo son mi empresa, y yo doy la imagen de ella, y por eso me visto siempre presentable" con “saco y corbata”.

- Darío Welcome

Vale la pena definir qué es un emprendedor. Y para ello nos vamos a aplicar la pregunta insistente que la gente y los publicanos y soldados le hacen a Juan Bautista:

Y nosotros, ¿qué debemos hacer?

- (Lc 4, 12-14)

A la gente Juan Bautista les dice que repartan lo que tienen, y a los publicanos y soldados que no se excedan en sus funciones. Y seguro que Darío Welcome se hizo la misma pregunta: “¿Qué debo hacer?” ante la realidad de que “no tenía recursos”, nada. Y empezó “a hacer” fabricando horchata en su propia casa y vendiéndola en una calle cercana.

En la vida hay a veces que toca descartar el camino equivocado en el que pudiéramos estar. Necesitamos interrogarnos, “dar los frutos que pide la conversión.

- (Lc 3, 8)

es decir, optar por otro camino diferente al que estábamos siguiendo. “¿Qué debemos hacer?”. La psicología actual aconseja que nos miremos al espejo, nos sonriamos, nos valoremos, pongamos a nuestro yo y sus potencialidades como modelo y potencial, como tesoro. Y parece que es lo que hace Darío Welcome: “Yo me veo como empresario, esta es mi empresa, tengo que verme como tal, y tengo que trabajar duro también”. Esta es la principal idea que ha causado tanto éxito en Honduras. Este sería entonces el emprendedor: aquel que crea ideas para generar riqueza.

Preguntado de qué le diría a los jóvenes que están atribulados porque no encuentran trabajo, Darío responde:

Suena contradictorio que Dios te dé las ideas para generar dinero. Sin embargo, Darío no entiende el dinero como un fin, sino como un medio. De ahí que desde el principio de su entrevista asegure: “Gracias a Dios porque ha puesto gracia, y muchas personas han decidido apoyarme”. Difícil de entender que Dios “ha puesto gracia”, que el banco de ideas esté en la “gracia”. Sin embargo, he aquí, en la gracia, la verdadera conversión y el verdadero bautismo de Darío: que sobre su vida y proyectos le ha recaído “gracia”, o dicho en términos de Juan Bautista, “un bautismo de Espíritu Santo y fuego”.

- (Lc 3, 16)

El presidente de Honduras llamó personalmente a Darío y le dijo:

Lo saluda Juan Orlando Hernández, lo llamo para felicitarlo. Estoy contento de verlo con mucho entusiasmo, es un ejemplo para todos los hondureños, en las próximas horas lo visitarán de Banca Solidaria y de otros programas del Gobierno para apoyar a emprendedores como usted.

- Presidente de Honduras

Y Darío le contesta:

Le bendigo, yo sé que Dios está haciendo grandes cosas a través de su vida y decreto en el nombre de Cristo Jesús que Dios lo va a bendecir mucho más.

- Daría Wellcome

Me parece que el mismo Darío acaba de definir esta “gracia”: “que Dios está haciendo grandes cosas a través de su vida”. Darío y su presidente tienen la “gracia” y la fe. Pero Juan Bautista ya lo advierte: que no debemos dar por descontado la fe que nos legó Abrahán, padre de la fe: “no os hagáis ilusiones pensando: “tenemos por padre a Abrahán”, pues os digo que Dios es capaz de sacar de estas piedras hijos de Abrahán” (Lc 3, 8). Tanto Darío, en su pequeña empresa, como Juan Orlando, en la gran empresa de dirigir una nación, Dios ha logrado sacar de las piedras ideas, gracia, fe.

Compartir este post en:

Comentarios

Hay 1 comentarios en este post.